Blog

RSS

30
ene
2015

Henrich Keller, unas horas en la noche

Por BlackChapel miniatures
Henrich Keller, unas horas en la noche

Hola otra vez. Hace muy poco publicamos un segundo relato sobre el joven aprendiz Henrich Keller.

Las Historias se muestran sin un orden determinado aunque ocurren en momentos concretos de la vida del chico. En los anteriores el muchacho tendría sobre unos 7 u 8 años mientras en esta nos vamos a encontrar con un Henrich algo más mayor, de unos 12 años.

Hemos intentado transmitir la atmósfera del mundo de BlackChapel miniatures.

En éste enlace podéis leer el relato completo: Henrich Keller, unas horas en la noche. 

Esperamos que os guste.

Le picaban los ojos, hacía ya horas que el sol dejo de entrar por el estrecho ventanuco de la sala de lectura. Parpadeaba y bizqueaba de tanto en cuanto.
La lectura le tenía absorto y sus dedos recorrían nerviosos los cantos del grueso tomo.
Echó una rápida mirada furtiva a las velas casi consumidas que iluminaban tímidamente de la oscuridad de la estancia. Aguantad un poco más, pensó mientras se frotaba la cara con el reverso de la mano manchada de tinta. Siempre están tan negras…
Releyó esa última parte rápidamente.
Ya no se asombraba como antes de lo veloces que pasaban las páginas, y de cómo avanzaban los relatos. En un instante podía transformarse en héroe o caballero, y experimentar la vida de aventuras e intrigas de tal o cual señor. La lengua antigua ya no tenía secretos para él. Era su cómplice en mil y un historias olvidadas. Mitos de un tiempo pasado, lejano, remoto.
Las páginas empezaban con relatos tan absurdos y fantasiosos que parecían propios de los que cuentan las viejas para asustar a chiquillos ingenuos. No quería dormir, nunca quería.
El silencio le gustaba, le hacía ver nítidamente las imágenes que escondían las palabras. Y siempre acudían sueños después, maravillosos, extraordinarios y aterradores...

Continuar leyendo
Compartir: